Llenarse las orejas de pendientes o mezclarlos de formas diferentes es una de las tendencias estrella del momento. Seguro que tienes en tu joyero diferentes clases de pendientes, incuso desparejados, ahora es el momento de ponértelos todos.

PENDIENTES LARGOS: Muy apropiados para ocasiones especiales, ya que suelen ser más llamativos.

OiE4NRLCNb9haqg5Mt2IubXQGfXn0ZpJfVXsb-3MvNCjLacN9AyaB_7DrZy81ymNb_ElgaZOhL8krMKI0sczNYQ31OXNaNgI6wfPOWWGoX5lO-r4QDTfkVRtwl_Od6bWhgadpBKZPendientes plata Durán...

PENDIENTES DE ARO: De todos los tamaños. Encajan en todos tus loocks, son perfectos para todas las ocasiones, informales o más elegantes, con ellos acertarás.

PSCLNcuvgjs3iXGQBorPiE-WBJ6LwVNtMATR-vvd5pcMl7Amp_rvLhc0ZZisXtA_STKmN1wV8epAAH1KO-PbYSY89W4RfyaoOe28xWRGi-tHO1LHL1QAnPsGy-jEKlHWQM8Qb03fT90LxRTUUE7InAs8Mcl8902M_c_mzKR1vQ6THgcX8qSCe0h__1wf7bUEbEMLS_BX9n-6HKuq-dn6E4dTGXA1uS-pnfzOSMBQQt93putkCNNzlhVdERiQDflFkj3Hqd3XMp5uKUrG

PENDIENTES DE BOTÓN O PRESIÓN: Los más grandes para el primer agujero del lóbulo. Los pequeños quedan sencillos en el primero, pero quedan genial combinándolos en los segundos y terceros agujeros.

 C98jY1Zvp5kLP2ajX4NXTkEWlUODfpfqWY8jhP3ATxw0fOmjAQ5Z2K7pea3TkRlxlHDs0D5e5YnP48JP-F6S6d1gwp8OqwdeZ3kiFakR7E8EETodcXEuhIZo0lgnPge2Bc6pweF9yEH4DU5k11n1FnFYt27jUAE2AYoJYjt2vBiajUtWYVUD4hgYbJ4nwNwbtJEdMRb_D5BAS8tTPPi6bVq0qbd8DRbYLcvunfUR5_5rvZAo0GVs8zDjva4l3jh3MYslh6YZ9zKUGcDr

EAR CUFF: Si quieres lucir pendiente en el cartílago, pero no tientes agujero, estos son para ti. Son perfectos para combinar con los diseños de botón y aro

.bd25yYeBLLq4JmbWIj3-oy37O89tu9q6LG7CfcFPJazwswIta6Wza_IxEGngkB1E7hHi8wuG9xnYoD4xO9QLG5Ukf2PZHPyLXdWnHMsCB0SCX0fPl65MLI_Dyp5xtlOW8WWC5n7K

PENDIENTES TREPADORES Son los pendientes que empiezan en el lóbulo y suben hacia el cartílago. Hacen el efecto de llevar varios pero sólo es necesario un agujero. Con ellos no pasarás desapercibida.

ebynhhuUz3U_5JVoi3VJqMD96PTLrpj8hZhNAX-8tVPc2Sgm_vc4-WlN5r6Pu5QQ3Yenr2o4pkMNoixErDuq3_X4NUVy3rvrF_PLiHNXu9c3HgXEki-Xg8HmhNqH6iQ_7nW4pZ-CEAR JACKETS: Están compuestos por dos piezas. La delantera que se ve delante del lóbulo y la trasera que se pone por detrás y asoma por debajo de la oreja. Para crear un loock de última tendencia.

  9MX-FF4uwChymp52_Ej4aLOrVfohNOUg_dxf4XfrkNLdT-3KO0nEFyzYoRFsLfCK2MAIG4YhdVdsq_NOkRtwBBCB_5ZayWbkncZRq6f3Thujt1dvJVuyZycbJc5YVhh5ERGCYjzC

Si tienes varios agujeros , puedes combinar varios pendientes del mismo tamaño para dar un efecto de uniformidad.

Otra opción es combinar piezas grandes en el primer agujero con otros pendientes más pequeños en los siguientes.

Tambien se pueden mezclar diseños muy distintos, como un aro con un pendiente largo y uno pequeño…

La clave está en apostar por materiales similares para no desentonar y que los pendientes no se roben protagonismo los unos a los otros.